¡Tú eres el máximo responsable de tu seguridad en las actividades de montañismo¡

Home/Formacion/¡Tú eres el máximo responsable de tu seguridad en las actividades de montañismo¡

¡Tú eres el máximo responsable de tu seguridad en las actividades de montañismo¡

Se ha producido un accidente en la actividad de montañismo  ¿y ahora que?

 

En la práctica del montañismo, como en todas los procesos que desarrollamos a lo largo de nuestra vida, no existe el riesgo  cero  y se producen accidentes.  Es habitual concebir que una actividad necesita un proceso de planificación, una selección del material, una estimación de nuestro estado físico y conocimientos técnicos y una consulta analítica a la previsión metereológcia, aparte de dejar aviso de nuestra ruta tanto si es un grupo pequeño como grande. Pero  una vez que la situación se ha producido, es vital preparar y reflexionar sobre que hacer en los momentos posteriores.

Los especialistas plantean esta rutina:

  1. Date un tiempo. Es esencial controlar la  ansiedad y  tranquilízarte, de tal manera que te permita valorar la situación en su justa medida, y  reflexiónar para llegar a una toma de decisiones de manera precipitada o atolondrada.
  2. Lidera. Alguna persona no accidentada del grupo ha de asumir el liderazgo, puede ser el guía de la excursión  o alguien que tenga mas experiencia;  todo el grupo ha de reconocerlo como tal. A él le toca organizar que es lo que se hace, quien hace qué, establecer la prioridad de las acciones, ser punto de referencia en cualquier momento, tener en su conocimiento toda la información posible
  3. Rutina P.A.S.
    1.  PROTEGER .   Son dos los ámbitos donde se debe ejercer la acción de proteger ; por un lado hay que evitar que las lesiones del accidentado vayan a mas , pero por otro determinar lo que proceda para que los otros miembros del grupo se sitúen en una situación segura ante  la espera que se va producir.
    2. AVISAR. Hay que activar  las conexiones con los sistemas de rescate, bien sea a través del teléfono de emergencias 112, o usando el canal 7×7  u otros sistemas,  y pensar en como transmitir lo más certeramente la ubicación (coordenadas geográficas, referencias proporcionadas del GPS, descripción, etc.), que es lo que se va a decir, etc. Puede ser interesante conocer de antemano las zonas de cobertura de móvil por donde va a transitar la excursion
    3. SOCORRER.  Si no sois sanitarios,  la atención al herido ha de buscar estabilizarlo; solo se puede movilizar y actuar si se aprecian lesiones vitales que pudieran tener un resultado de muerte,  de no proceder a ellas.  Cubrir con una manta térmica, abrochar- desabrochar, etc.
  4. Hacerse visible. Hay que preparar y marcar la zona ante la eventualidad de la llegada de un helicóptero o de otros sistemas para el rescate. Se conveniente   refrescar las señales internacionales de señalización de accidentes, recoger elementos sueltos que puedan volar, ubicar a una persona visible para señalar el punto, etc.

Una vez producido el rescate

5.- Valoración  crítica. Toda circunstancia es una oportunidad para el  aprendizaje. La reflexión, con el grupo, del entorno del accidente llevará a precisar que elementos estaban en el origen del accidente, que causas han sido determinantes, si la actuación ha sido correcta, etc. El aprendizaje que se produce ante una circunstancia negativa, si es fruto de una reflexión no se olvida jamas.

 

By |mayo 15th, 2018|Formacion|Comentarios desactivados en ¡Tú eres el máximo responsable de tu seguridad en las actividades de montañismo¡

About the Author: